Blog
3D Secure, la respuesta para adicionar seguridad a las compras en Internet

Escrito por: : Manuel Ruelas



Mucho se ha discutido de las ventajas y desventajas que supone el uso de capas adicionales de seguridad para completar las transacciones en Internet, asociando la información bancaria de la tarjeta a componentes de seguridad, que solo el dueño legítimo de la tarjeta puede adicionar como el pre-registro de un usuario y contraseña.

Este protocolo no es nuevo. Como es bien sabido, ya desde hace más de una década, se intentaron añadir esquemas de seguridad adicional a los tradicionales códigos CVV y tokens. Inicialmente fue la empresa Visa quien impulsó el 3D Secure bajo la marca comercial Verified by Visa/VisaSecure y posteriormente Mastercard conocido como SecureCode, Discover como ProtectBuy y por JCB International como J/Secure. American Express agregó 3-D Secure en mercados seleccionados el 8 de noviembre de 2010 como American Express SafeKey y la lista continúa.

Muchos comercios e instituciones financieras ahora están en proceso de facilitar que sus usuarios se den de alta bajo el protocolo de seguridad 3D Secure (3DS) y puedan hacer uso de sus tarjetas en Internet, lo que supone una carrera contra el tiempo para adaptar, incorporar y generar un ecosistema seguro, amigable y que no afecte la satisfacción del cliente.

A pesar de que esta medida añade un factor de autenticación y seguridad anti-fraude que es bien recibido por usuarios y bancos, es también de suponer que en la primera fase de implementación del 3D Secure, como sucedió años atrás, genere incomodidad, por lo que parece ser un retroceso en la evolución tecnológica de autenticación de la identidad del usuario, y nuevamente se regrese a la generación de un usuario y contraseña para completar compras en Internet.

En sus primeras etapas de uso del 3D Secure hace más de una década, la experiencia de usuario era dramáticamente afectada, al punto de que el cliente dimitía en su intento por completar el pago, debido a que había olvidado el password del 3D Secure, los tiempos de respuesta eran largos o surgían errores que obligaban a re-iniciar el proceso de compra, lo que al final generaba disgusto tanto para los clientes como para las tiendas; y muchas veces, el ”abandono del carrito”.

Hoy, tras una curva de aprendizaje de varios años, 3D Secure 2.0 promete otro nivel en la experiencia del cliente; sin embargo, las instituciones financieras deberán de hacer todo lo posible para que tecnológicamente se complemente este protocolo con verificaciones biométricas existentes en sus procesos de autenticación.

Hoy muchas empresas usan biometría dactilar, facial, de voz e inclusive de comportamiento para verificar la identidad de sus usuarios y evitar el fraude y robo de identidad, esta misma tecnología debería de ser la que complemente el protocolo 3D Secure, para que el cliente no abandone la intención de compra por lo engorroso o confuso del procedimiento.

En Moneta tenemos preparado el camino para que la brecha tecnológica en el uso de 3D Secure sea sencilla, ágil y amigable. Si aun no cuentas con 3D Secure deja que nuestros asesores te guíen en esta transición y aporten todo su conocimiento para hacer que tu negocio crezca y sea seguro.


Habla con nuestros expertos.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Para más información visítanos en: www.moneta.com.mx
O contáctanos
Oficina de Ventas y Soporte
Cracovia 72 Interior A-118 Col. San Ángel
Alcaldía Álvaro Obregón, Ciudad de México


Acerca de Manuel Ruelas
Socio fundador de la Agencia de Relaciones Públicas Consulting PR, Manuel es un entusiasta de la tecnología y el mundo de los negocios, ha colaborado con Moneta desde hace 6 años, siguiendo la evolución y tecnificación del sector financiero y crecimiento de sus clientes.
Actualmente es asesor en comunicación corporativa para empresas de tecnologías de información y disfruta mucho del debate y tendencias que suponen las nuevas tecnologías y gadgets.