Blog
Tu firma y credenciales dejarán de ser útiles, solo la biometría podrá acreditar tu identidad y evitar la posibilidad de fraude.

Tu firma y credenciales dejarán de ser útiles, solo la biometría podrá acreditar tu identidad y evitar la posibilidad de fraude.

¿Es usted quien dice ser?

¿Qué es el Onboarding Digital?

Estamos acostumbrados a relacionar el concepto de biometría con las huellas digitales o faciales gracias a los teléfonos inteligentes que popularizaron su uso, pero ¿qué hay de las otras biometrías que están siendo incorporadas a los procesos de Onboarding o validación de identidad en múltiples industrias para asegurar que usted es quien dice ser?

La contratación remota de productos y servicios financieros, conocido como Onboarding Digital (también Originación Digital), permite la identificación y registro de clientes a través de tecnologías biométricas, y la captura de documentos de identificación oficial para validar los datos del solicitante y facilitar el acceso a los servicios o productos que se quieren contratar en tan solo minutos desde cualquier lugar.

Los hackers lo tienen en la mira y esconderse no es una estrategia

En este momento su empresa, organización y hasta usted mismo son vulnerables. Todos nos encontramos bajo un escrutinio de hackers que a su vez usan y desarrollan tecnología para perpetrar fraudes y flanquear los sistemas de seguridad para robar información y otros activos.

Esta información seguramente estará a la venta en foros de la Deep Web y adquiridos para perpetrar fraudes millonarios que afectan a usuarios, inversionistas y su reputación. La pregunta no es si me sucederá a mi, la verdadera pregunta es cuándo y cómo me voy a proteger de esos ataques. La mejor estrategia es anticipar cualquier ataque y minimizar la posibilidad de fraude desde el origen del registro del solicitante.

¿Cómo protegerse?

El Onboarding Digital facilita la captación de nuevos clientes y empatiza la experiencia de contratación de productos y servicios bancarios o de otros mercados. Una eminente adopción de conductas digitales resultado del COVID 19, arrojó a un gran número de usuarios a la era digital de manera forzada que acortó brechas generacionales y unificó hábitos de consumo y la forma en la que se percibían los servicios financieros.

Sin embargo, los riesgos digitales también se incrementaron exponencialmente. Las instituciones financieras experimentaron un sensible incremento en la forma en la que los defraudadores operaban. Ellos se adaptaron, aprendieron del mercado y estudiaron las tecnologías existentes para contrarrestarlas. ¡Sí!, los defraudadores son organizaciones con altos niveles de tecnificación y operación multinacional, capaces de igualar inversiones millonarias de grandes instituciones y gobiernos, entonces ¿cómo protegerse?

La biometría ha demostrado su efectividad. Nada puede vulnerar los patrones biológicos de un individuo, pero ¿qué tal si múltiples biometrías trabajan de manera simultánea desde un principio, minimizando dramáticamente el riesgo de fraude o robo de identidad.

Para protegerse y proteger a sus clientes y usuarios es necesario registrar al cliente mediante una videoconferencia que se encuentra monitoreada con polígrafo de voz y análisis de micro-expresiones faciales, para determinar el nivel de riesgo del solicitante y la veracidad de sus respuestas o comportamiento, y evitar así la posibilidad de fraude. A esto se le conoce como “biometría del comportamiento” y es uno de los componentes dentro de la cadena de convivencia biométrica que pueden ser utilizados para este propósito de enrolamiento inicial del cliente.

Adicionalmente se capturan los documentos de identificación oficial y se corrobora con tecnología de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres / Optical Caracter Recocnition) la autenticidad y validez de documentos de identificación, reconocimiento facial y de firma entre otros. Todos estos componentes añaden elementos de seguridad que hacen casi imposible el robo de identidad.

Mejorar la experiencia de usuario es un reto que no debe ser tortuoso.

Blindar los procesos de identificación no debe de ser un suplicio para los clientes, debe de ser una experiencia transparente y confiable que genere empatía entre instituciones y usuarios. Passwords y tokens son cosa del pasado, acreditar la identidad debería de ser tan sencillo como hablar, escribir o simplemente mostrarse frente a una cámara sin que el usuario se sienta acosado, vulnerado o incómodo por tener que demostrar que es quien dice ser. Ese es el futuro, o mejor dicho, es el presente de la biometría aplicada a la banca.

En Moneta sabemos que una sola herramienta biométrica no es suficiente, por eso, junto a los lideres mundiales en tecnología biométrica desarrollamos “clusters”, que integran múltiples tecnologías como: Biometrías del comportamiento, polígrafos de voz, micro-expresiones biométricas, biometrías grafológicas y todas ellas trabajan en conjunto para proteger a los usuarios e instituciones desde el momento inicial del Onboarding Digital.

Conozca más de nuestras soluciones de Moneta Digital en www.moneta.com.mx